Archive for marzo 2009

Reflex o View...


Publicado por Arturo Guevara Escobar en

Sin comentarios

.
Por sus actos los conoceréis…
Y bien podemos transformar la frase en: por sus cámaras los conoceréis.

Un aspecto al que se ha dado poca atención es el tipo de cámara usado por los fotógrafos de prensa en los primeros decenios del siglo XX, en especial durante el periodo conocido como Revolución Mexicana; generalizándose la idea de aparatos grandes y pesados, que limitaron sus posibilidades.

En realidad en aquella época se podía disponer de muchas opciones; habían dos caminos básicos para elegir una cámara. TTL (Through-The-Lens): View (universal, caja obscura, etc.) ó una SLR (Single-Lens-Reflex): Reflex. Lo que determinó la elección en sus formatos, fueron las limitantes de la industria editorial; aspecto que en otro momento trataremos.

Agustín V. Casasola es un claro ejemplo de un fotógrafo con preferencia sobre las cámaras Reflex, mientras que los fotógrafos de la agencia H. J. Gutiérrez representan a la tendencia hacia las cámaras View, habiendo muchos que las usaron indiferentemente.

A la fecha he podido identificar gráficamente 3 tipos de cámaras usadas por A. V. Casasola en los primeros 20 años del siglo XX:

Una cámara de bolsillo.
Una cámara tipo plegable (Kodak) de medio formato (5x7?).
Una cámara Graflex 5x7.

La cámara de bolsillo aparece en una toma de la inauguración del monumento a la Independencia en 1910, con Casasola apretujado entre la muchedumbre de fotógrafos, fotografía que por si sola amerita una reflexión aparte.



La segunda cámara la vemos en una toma al parecer de carácter familiar (1912). Y hay que analizarla con cuidado; en referencia a esta fotografía se ha usado la palabra posando, lo cual es completamente real. La actitud corporal no es la de un fotógrafo habituado a esa cámara: 1.- el paño de tela usado para proteger el visor e impedir la penetración de la luz se encuentra depositado en un extremo, por lo tanto, ¿se realizaba una fotografía? 2.- Casasola se coloca al frente de la cámara para verse perfectamente, siendo absurdo enfocar la cámara desde atrás y luego colocarse al frente para disparar, desde el frente no se puede enfocar. 3.- La posición de Casasola inclinando el cuerpo hacia el frente y la cadera hacia atrás es incomodo y antinatural, pero perfectamente correcto en alguien habituado a tomar las fotografías en esa posición, su cuerpo delata un hábito laboral, trabajar con una cámara Reflex.

La cámara Reflex usada por los Casasola, se puede tratar en realidad de varias cámaras ó una modificada al pasar del tiempo.


Agustín V. Casasola con su cámara Reflex durante las Fiestas del Centenario de 1910. Se aprecia claramente el fuelle de abanico del visor extendido.

A partir de las fotografías donde aparece la cámara Reflex de Casasola, tanto por su temporalidad como sus características físicas la más antigua se acerca a un modelo Auto Graflex RB 1905? Folmer and Schwing N. Y. La primera cámara Graflex producida por Kodak formato 5x7 es la Graflex Press de 1907. El aspecto de la portezuela del visor; que se abre hacia el frente con un fuelle de abanico, se presenta en varios modelos producidos hasta 1911. En cuanto a la otra cámara SLR parece ser una Press Graflex RB 1912 Eastman Kodak. Al ser cámaras RB tienen la apariencia cúbica que ha dado pie a confusiones.

Agustín V. Casasola, se hizo retratar o lo captaron trabajando en diversas ocasiones, habiendo suficientes imágenes de él y su cámara, manifestándose una consistencia en el uso de ella al pasar del tiempo.

Más abajo mostramos una impresión 8x10, rotulada: Nº 188, Fotógrafos y Periodistas en Iguala; rubrica: H. J. Gutiérrez Foto, autor: Aurelio Escobar C.. Se tomó durante la gira de Francisco I. Madero al estado de Morelos y Guerrero en junio de 1911. En ella vemos al fotógrafo Agustín V. Casasola, con su cámara abierta y en la posición correcta para su uso (codos a 90º, la cámara al pecho). Es interesante ver entre los presentes a los hermanos Alva, a Leopoldo Zea, y uno de los hermanos Escobar, Enrique Escobar Castellanos, etc.



Por la otra parte Heliodoro Juan Gutiérrez nunca usará una cámara Reflex, y Aurelio Escobar lo hará décadas después de terminada la Revolución con una cámara Rolleiflex. Dentro de la agencia fotográfica H. J. Gutiérrez se contaba con varias cámaras View: Premo 5x7, Premo o Cycle Poco 4x5, Poco 6 1/2x8, kodak 4A, Kodak 3A, y diferentes modelos de formato 8x10.

La apariencia física y sus sistemas de enfoque no son las únicas diferencias entre ambos tipos de cámaras, también las hay en los resultados y prestaciones. Pero pasemos primero a ver como se han dado los mal entendidos sobre las cámaras usadas durante la Revolución Mexicana.

Daniel Escorza Rodríguez (Investigador de la Fototeca Nacional, INAH) en su artículo: El itinerario fotoperiodístico de Agustín Víctor Casasola, 1901-1910; dice:

“A pesar de que en 1910 ya se había extendido el uso de la película de nitrocelulosa, Agustín Casasola todavía utilizaba las placas de vidrio, incluso para actos en las orillas de la ciudad de México. Las cámaras fotográficas permitían introducir entre 20 y 30 placas de vidrio de 5 x 7 pulgadas, y de esta forma el fotógrafo tenía un número más grande de tomas.”

Habría que aclarar que no solo Agustín V. Casasola siguió usando placas de cristal de forma extensa entrado el siglo XX, por lo general los fotógrafos provenientes de los Estudios Fotográficos las preferían sobre la nitrocelulosa por la calidad de la emulsión.

A lo que se refiere Daniel Escorza, es a una cámara del tipo de la Henry Clay ó una Poco B, donde la parte posterior estaba adaptada para contener un magazín con dos, cinco ó hasta diez chasises de dos placas cada uno, tipo de cámara efectivamente muy pesada. Tratándose de conceptos completamente diferentes a los de una cámara Graflex, y no hay que confundirse simplemente con la apariencia.

Una cámara Graflex llegó a tener diferentes aditamentos para ampliar su capacidad de negativos: Cut Film Magazine (Sheet plate Magazine), también conocido como Bag Mags, para contener 12 soportes para placas de nitrocelulosa; Graflex Film pack adapter también con 12 placas de nitrocelulosa; Graflex Roll Holder para 6 exposiciones. Por lo tanto la capacidad de tomar fotografías sin reabastecimiento estaba limitada. Inclusive en modelos como la Graflex 1A modelo 1902 con dispositivo de carrete, solo tenía capacidad para 3 exposiciones.

Arriba: Cámara SLR Auto Graflex RB 4x5 1912, Wollensak Verito 81/4, f4.
Centro: Cámara TTL Henry Clay, 1896, disparador triple Prosch, magazin para 10 chasises.
Abajo: Cut Film Magazine para cámara Auto Graflex RB, formato postal.



En las cámaras fotografiadas de A. V. Casasola no se distingue ningún aditamento; al fotógrafo nunca se le ve cargando una cartera para chasises ó Film pack, siempre va pulcramente vestido y la cámara; por lo tanto necesitaba de un ayudante cerca de él cargando los repuestos. En la imagen de escrutinio se ve en su bolso derecho una libreta de anotaciones.

Como Daniel Escorza Rodríguez apunta en función de las series fotográficas atribuidas a Casasola en 1910…

"En el caso de la ceremonia de inauguración de la Escuela Normal, en la ciudad de México, en septiembre de 1910, existen imágenes interesantes, que sin embargo no fueron publicadas en su momento. Es posible que El Imparcial haya enviado a este acto a Casasola, quien captó al menos diez placas del evento, no obstante sólo una fue publicada, como podemos observar en una de las páginas del periódico. Otro caso es el de la ceremonia de inauguración del edificio del Palacio Legislativo, el 23 de septiembre de 1910. Existen tres tomas realizadas por Agustín Casasola referente al momento de colocación de la primera piedra. En ellas se muestra la seriación que comenzaba en el trabajo de los fotorreporteros, pero que no aparecía en las publicaciones."

Hay otros casos de seriación en A. V. Casasola, inclusive numerando los negativos y con series que superan la veintena de tomas. Hay una tendencia a trabajar por medio de series fotográficas en la agencia H. J. Gutiérrez; existe una serie titulada: Catástrofe de Tacubaya; donde se relata el derrumbe de un conjunto de viviendas y la muerte de sus habitantes a causa de ello. El número más grande de la serie es el “14” y subsisten 9 tomas 5x7: 1, 3, 8, 9, 10, 11, 12, 13, y 14. Durante la Decena Trágica hemos identificado un modelo de series fotográficas con 60 tomas cada una, resultado de un programa de trabajo preconcebido. Durante las Fiestas del Centenario, las series en formato 8x10 llegaron a ser de centenares.

Entonces la capacidad de cubrir los eventos con material abundante no radica ni en el tamaño, ni la portabilidad, ni el tipo de la cámara. No depende de la capacidad física de un solo individuo, el fotógrafo; sino de una infraestructura detrás de ellos que los aprovisione correctamente.

Sin embargo hay otras características que le dan posibilidades, y apariencia diferente a los resultados.


Casasola y su cámara Reflex durante la Decena Trágica, 1913.

El equipo fotográfico Reflex de Casasola le permitía movilidad al no depender de un trípode, y podía adaptarse a espacios más pequeños por lo mismo. Su horizonte visual siempre es bajo, dada la posición para sujetarla, por lo tanto es necesario colocarse en la primera fila, o sin obstáculos; con objetivos demasiado altos como edificios su distorsión de las verticales es aguzada, al no contar con mecanismos de corrección de la perspectiva.

No es una cámara apta para tomas nocturnas, o mal iluminadas, al desplazarse el espejo reflector y exponer la película al lente, se genera un movimiento de retroceso y un brinco, provocando el desenfoque con velocidades del obturador bajas, el famoso "clic and shake" que muchos de nosotros conocemos en las cámaras SRL.

No permitía el cambio rápido de chasises, la entrada del chasis no es universal en una Graflex dependiendo exclusivamente de aditamentos propios, y con cada disparo el espejo reflector se debe recolocar manualmente. Después de cada disparo era necesario sacar el chasis y voltearlo ó remplazarlo con una mano mientras se sujetaba la cámara con la otra, y hacerlo en movimiento es difícil sin experiencia, no se puede recolocar el espejo y cambiar el chasis al mismo tiempo.



Gustavo Casasola haciendo la maniobra de cambiar el chasis de su cámara Reflex en movimiento. Al fondo el señor Presidente Álvaro Obregón, principio de los años 20's.

Por su complicado mecanismo una cámara Reflex era más pesada que una View del mismo formato.

¿Entonces cuales son las ventajas de una cámara Reflex?

Dado el efecto de retroceso y brinco al disparar, se compensa con lentes y obturadores de altas velocidades, permitiendo realizar fotografías en movimiento y de acción, siempre y cuando estén bien iluminadas. La facilidad de cambiar de posición y un sistema de enfoque a 90º más eficiente en su mecánica, y una recámara aislada de la luz para la placa, no se necesitaba un paño para cubrir la cámara. Las cámaras Reflex de menor formato y alimentador de rollo se convertirían en las ideales para el fotoperiodismo con el pasar del tiempo.

Desde el punto de vista técnico una cámara View de medio y gran formato, con ajuste de sus paneles y balanceo, guías de extensión y lentes intercambiables o un lente convertible, lo que podríamos llamar una equipo profesional, nos daría un resultado sorprendente, con el inconveniente de la movilidad reducida y el uso de un trípode; el pináculo de las cámaras View para el fotoperiodismo se daría con la Speed Graphic, una cámara pequeña y maniobrable, 4x5 su formato más popular, introducida en 1912 pero que en 1927 su refinamiento lo llevaría a ser catalogada como "sinónimo de fotorreportero", su talón de Aquiles sus bajas velocidades de obturador.

A la larga el desarrollo técnico pondría a las cámaras Reflex en el dominio del mercado de las cámaras profesionales y semi profesionales para fotorreporteros, aun en la actualidad se siguen produciendo y usando las cámaras View de manera reducida (en la publicidad por ejemplo). Sin embargo ni la mejor cámara fotográfica Reflex de la actualidad de formato 35mm puede superar la calidad de imagen de algunas cámaras View de medio y gran formato, aunque tengan 100 años de antigüedad; y hay fotógrafos que las siguen usando...


Izquierda: Cámara Auto Graflex 1906-1911, la perrilla en la parte inferior delantera servía para extender el fuelle y enfocar, en la parte trasera se alcanza a ver el chasis del negativo. Derecha: Cámara Auto Graflex 1906 con Roll Film adapter y un sistema de enfoque por medio de dos discos, uno en cada extremo para manipularse con los pulgares.

Bajo condiciones similares, hay tres características que pueden ser diferentes entre una cámara Reflex y una View de gran formato a principios del siglo XX en el resultado de sus imágenes:

Horizonte visual
Distorsión de la perspectiva
Ángulo de visión

De estas tres variables, la más común es la primera, aunque todas son relativas y hay que detallarlas. Permiten determinar con un grado de certidumbre cuando hay argumentos para ello, más no de verdad absoluta, si una fotografía se hizo con una cámara Reflex ó View.

Un caso bien argumentado es el que hemos tratado: la H. J. Gutiérrez, nunca usa cámaras Reflex y Casasola por estadística es su opción básica; por lo tanto sus fotografías deben corresponder a las premisas anteriores.

Veamos un ejemplo donde la similitud es al grado de tener dos fotografías gemelas: una correspondiente a Agustín V. Casasola y la otra perteneciente a la agencia H. J. Gutiérrez y de autoría de Aurelio Escobar C., tomadas cerca de la una de la tarde en el interior de la galería de la estación de Ferrocarril Colonia, de la Ciudad de México el 7 de junio de 1911. La de Casasola es un formato 5x7 y la de la H. J. Gutiérrez es una postal reencuadre de un formato 8x10. Sabemos que ambos fotógrafos son de estatura similar.


El primer paso es determinar el Horizonte Visual (HV); para ello usamos un proceso gráfico, trazamos sobre elementos arquitectónicos bien definidos y similares en ambas fotografías dos líneas de fuga, el punto donde se intersectan se traza una línea horizontal que es precisamente HV. Suponiendo que ambos fotógrafos están de pie y sobre el mismo nivel del suelo, el resultado es lo esperado, son diferentes, siendo el de Casasola notoriamente inferior; tomando como prueba de comprobación las fotografías mostradas anteriormente de Casasola con su cámara, notamos que corresponde la altura de la cámara al pecho de Casasola y su HV.

Conclusión la fotografía atribuida a Casasola por medio de su Horizonte Visual ratifica el uso de una cámara Reflex...

Esa no es toda la información que podemos extraer del par de imágenes. En la parte inferior de la fotografía de Casasola se aprecian las vías del ferrocarril, como se trata de un tendido de vía angosta la medida exacta en la realidad es de 91.4 cm. Por medio de este dato y asumiendo que el lente de la cámara es f4.5 (el lente estándar de una cámara Graflex) se puede establecer una distancia entre el sujeto y la cámara de 184.5 cm. y un ángulo de visión de 70º ( los cálculos y formulas usadas se encuentran anotados en la imagen). Como método de confirmación usamos un proceso gráfico de geometría el ángulo de 70º corresponde al campo visual de la imagen 5x7 y una distancia de 184.5 cm.

Repitiendo el estudio en otras fotografías de Casasola entre 1911 y 1913, encontramos nuevamente el ángulo visual de 70º...

En la fotografía de la H. J. Gutiérrez no tenemos un referente medible de antemano, pero como es una toma gemela de la de Casasola, con la medida del ancho de la vía férrea se puede sacar un patrón sobre el mismo plano y determinar el diámetro del sombreo de Zapata en 40 cm. A partir de este dato repetir los cálculos que hicimos en la fotografía de Casasola y tenemos que la distancia de la cámara es de 221.4 cm., f6.4 y ángulo visual de 70º. De los lentes de Aurelio Escobar el f6.4 más antiguo corresponde a un Tessar construido entre 1919 y 1923, lo cual no invalida la existencia de otro similar en 1911...El estudio de otras fotografías H. J. Gutiérrez arrojan ángulos visuales muy variados de 20º a más de 100º; hacían cambios constantes de lentes y cámaras.

Casasola se encontraba unos 40 cm. al frente y derecha de Aurelio Escobar y con una diferencia de visión de 20º, de contar con la fotografía original 8x10 de la H. J. Gutiérrez en el extremo derecho aparecería Casasola. El fotógrafo principal no es A. V. Casasola, de hecho apenas encuentra espacio para colocarse de manera de no estorbar, y aunque en su fotografía aparece Emiliano Zapata como motivo esencial, es resultado de su posición. A quien se retrata es a Manuel Asunsolo, las miradas expectantes de la concurrencia giran hacia la izquierda desde el punto de vista de la cámara en la imagen de Casasola, en la de A. Escobar le ponen toda su atención...

Se han hecho referencias sobre la apariencia de Zapata, "de estatura regular tirando a alto", pero escasamente llegaba a 165 cm. de altura, en otras fotografías donde tomamos como referencia tanto rifles Mauser de 94 cm., como Winchester de 96 cm. dan el mismo resultado.

Acotar el trabajo que Casasola realmente hizo como fotorreportero es una meta laboriosa, podemos sospechar de las imágenes provenientes de cámaras View y de formatos superiores a 5x7 con facilidad; aunque las fotografías 5x7 de una cámara Reflex pueden tener muchos orígenes...


Samuel Tinoco sin encontrar muy atractivo el evento se ha quedado dormido, su cámara Press Graflex sobre sus piernas, el chasis listo para la toma y un par más sobre el asiento.

También en los Toros vemos a Gustavo Casasola. Archivo Editorial Gustavo Casasola.


Las fotografías de las cámaras Graflex las usamos de manera informativa, ninguna de ellas perteneció a los Casasola.

Se agradece la colaboración de Miguel Ángel Morales al proporcionara la fotografía de Samuel Tinoco.

Actualizado 2 de octubre 2010.

Reflex o View, II